h1

Darko Milicic: amor vs odio

15 marzo, 2008
milicic

Darko Milicic es un jugador con una historia un tanto peculiar. Sin llegar a ser una estrella en el viejo continente llegó a ser elegido en el segundo puesto del draft de 2003 por los Detroit Pistons. En él se depositaban muchas esperanzas e ilusiones por parte de los Detroit Pistons y sus aficionados. Todos menos el técnico Larry Brown, que no confió en él durante sus dos primeras temporadas en la NBA. Eso sí, en tan solo dos años como profesional ya entró en la historia de la liga, al ser el jugador de menor edad en disputar la final de la NBA. Pero como colofón final puede presumir de tener un anillo de campeón, al ser participe casi testimonial, del campeonato logrado por los Detroit Pistons en la temporada 2003-04.

Darko es…

un jugador de sangre caliente, que también ha tenido que sufrir mucho para lograr ser el jugador que es hoy en día. Tras esas temporadas donde no jugó en los Pistons, la franquicia de Michigan lo traspasaría a los Orlando Magic, donde experimentaría una notable progresión. Esto no le bastó al jugador serbio para seguir en una franquicia ganadora, y fue traspasado en este pasado verano a los Memphis Grizzlies.

Fue durante ese verano cuando pudimos ver la cara más polémica de este jugador. Tras ser eliminada Serbia en primera ronda (cosa que no ocurría desde 1947), Milicic hizo estas graves declaraciones sobre el arbitraje del partido.

 

 

Es cierto que Milicic se dejó la piel en la pista, pero Serbia perdió y fue eliminada por muchos más factores que el arbitraje. No son maneras, pero estás burradas de declaraciones se quedaron en tan sólo en una multa para el jugador de 10.000€. Si tenemos en cuenta que el jugador cobra este año en Memphis un total 6.500.000$ no le habrá pesado mucho el haber pagado dicha multa. Hasta le habrá sido rentable, ya que se tuvo que quedar muy a gusto tras sacar toda la rabia que tenía dentro en ese instante.

Pero estas malas pulgas del jugador serbio también han hecho acto de presencia en la NBA. Por lo que podemos ver en el siguiente video, a Milicic no le gusta mucho el arbitraje.

 

 

Además, su relación con Dikembe Mutombo nunca ha sido muy amistosa. El pasadazo 29 de febrero, en un Houston Rockets – Memphis Grizzlies, que por supuesto ganó Houston, pudimos ver al pívot serbio “más que hablando” con Dikembe.

 

Pero ya hace mucho, cuando aun Milicic jugaba en los Pistons, ya entabló una férrea amistad con Mutombo que duraría hasta nuestros días.

 

 

En conclusión; Darko Milicic se trata de un jugador de contrastes. Llegó a ser amado en los Detroit Pistons, cuando todo el Palace of Auburn Hills vitoreaba su nombre, para que Larry Brown lo pusiera en cancha. Los aficionados de los Pistons lo querían tanto o más que estrellas como Chauncey Billups, Richard Hamilton o Ben Wallace. Pero también es un jugador odiado por muchos, tras esas declaraciones tan espantosas para el bien del baloncesto o por algunas actitudes en la cancha.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: