h1

El día que España ganó el Oro

24 agosto, 2008

No. No nos hemos vuelto locos. Hemos visto el partido y sabemos que el Oro Olímpico ha sido para EE.UU. tras su victoria por 118 a 107 ante una España que como se suele decir es la campeona moral.

Tal y como habíamos comentado en el anterior post España cumplió con las claves comentadas para mantenerse en el partido pese a las rachas de buen juego de los americanos y al arbitraje sufrido. EE.UU no corría como de costumbre, debido en gran manera a que España no perdía muchos balones (14, 1 más que EE.UU.). Además Navarro (18 puntos 4 asistencias 3 rebotes) jugaba su mejor partido con la selección en la era Aíto y Ricky Rubio (6 puntos 6 rebotes 3 asistencias) se configuraba como el base titular sustituyendo a la perfección al lesionado José Manuel Calderón, llegándose a comer durante algunos instantes a uno de los mejores bases del planeta como es Jason Kidd.

Mike Krzyzewski, que posteriormente declararía que España jugó excelentemente, no lo estaba pasando bien pese al buen rendimiento que le estaban ofreciendo hombres tan estelares como Kobe Bryant (20 puntos 6 asistencias), Lebron James (14 puntos 6 rebotes 3 asistencias 3 robos), Dwayne Wade (27 puntos 4 robos), Chris Paul (13 puntos 5 asistencias) o Carmelo Anthony (13 puntos). España castigaba por medio de un sólido Carlos Jiménez (12 puntos 3 rebotes) y unos espectaculares y líderes Pau Gasol (21 puntos 6 rebotes) y Rudy Fernández (22 puntos 2 rebotes 2 asistencias). Este último protagonizó la jugada más espectacular del partido, y yo diría que de todas las Olimpiadas. Pero esa jugada se merece un post propio que en breve estará en Blogcesto.

Aíto por su parte no sorprendió con una defensa o un ataque alternativo, y coincidiendo con las claves expuestas por Blogcesto su selección tuvo opciones reales de victoria hasta momentos finales del encuentro, donde dos técnicas consecutivas y un triple decisivo errado por parte del gran Carlos Jiménez (deja la selección en lo más alto) terminaron de sentenciaron el partido. Finalmente los americanos se fueron con un sabor agridulce a casa pese al oro olímpico que les devuelve el respeto perdido los últimos años.

No cabe duda que la selección americana posee un talento inalcanzable para cualquier otra selección del planeta. Bajo mi punto de vista tan sólo faltaría Kevin Garnett y Paul Pierce para ser la mejor selección estadounidense posible. Pero España dio la cara hasta el final. Eso es lo importante. Una generación, más que de oro de diamantes, ha hecho sentirse orgulloso a cada uno de los aficionados al Basket de España. Entre todos ellos yo.

Gracias y muchas felicidades a todos los componentes de la Selección por el verdadero Oro Olímpico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: