h1

En busca del anillo perdido

29 octubre, 2009

vc

Al más puro estilo “Indiana Jones” jugadores como Vince Carter o Rasheed Wallace buscarán esta temporada, que acaba de arrancar, un anillo que para uno serviría para añadirlo a la colección y para el otro conseguir el primero (y seguramente el último).

Ya en la NBA se había apreciado este comportamiento al que hoy nos referimos por parte de algunos jugadores veteranos. Jugadores que en sus últimos años de baloncesto, al igual que las personas con su vida, buscan conseguir a última hora lo que no se ha logrado. Pongamos algunos ejemplos: En Los Angeles Lakers de Kobe y Shaq se llegaron a unir ilustres como Gary Payton y Karl Malone, formando un equipo temible a priori, y solo a priori porque no consiguieron el tal ansaido anillo en detrimento de unos Pistons donde estaba otro de nuestros protagonistas.

rwallaceSe trata de Rasheed Wallace. El pívot de 35 años se ha unido como todos sabéis a un auténtico equipazo, los Boston Celtics. Un equipo que también se ha formado con esa idea, ¿o K. Garnett y R. Allen no vinieron en busca de ese anillo que se les resistía?

Y caso a parte tenemos a los sorprendentes Orlando Magic que han eclipsado la pretemporada con su balance de todo victorias y ninguna derrota. El conjunto de Stan Van Gundy ha formado una buena plantilla donde se han unido los espectaculares Jason Williams y Vince Carter al arsenal que ya se disponía la pasada camapaña donde lograron alcanzar la Final de la NBA.

El caso de Jason Williams es especial ya que después de haber conseguido “su” anillo en su etapa en los Miami Heat ha vuelto a las canchas en busca de demostrar que a sus 34 años puede ser uno de los mejores bases de la competición y ser capaz de conducir a su conjunto al título.

Por su parte Vince Carter es un claro ejemplo de lo que hemos comentado. El alero de North Carolina ve que a sus 32 años sus opciones de pasar a la historia de la liga cono un anillo conseguido se van reduciendo cada vez más. Ahora en Orlando, en un equipo ganador, lo tiene mucho más fácil.

La verdad es que debo confesar que este pequeño post se me vino a la cabeza cuando presenciaba el primer partido de liga regular de los Orlando Magic, que derrotaban a los Philadelphia 76ers por 120 a 106, del que me quedo con el segundo cuarto donde el equipo de Florida demostró el potencial del que poseen y un D. Howard (21 puntos 15 rebotes 2 asistencias 2 tapones) que cada vez más parece más claro que se trata del digno suceror de Shaq. Mientras disfrutaba del espectáculo meditaba del verdadero potencial de un equipo que bajo mi punta de vista dará mucho que hablar, y es de lo más destacable en esta nueva temporada que apriori no hay tantos factores de interés como en pasadas ediciones.

Un conjunto al que habrá que tener mucho cuidado y al que irónicamente creo que le irá bien la baja en los primeros 10 partidos de R. Lewis (suspendido por dopaje). Le irá bien porque por ahora los Magic se han apañado bien sin él ya que disponen de arsenal suficiente (sin el alero) para ganar a cualquier conjunto, por lo que cuando regrese a las pistas, allá por el 15 de noviembre ante los Charlotte Bobcats habrá que añadirle un poco más de picante a un cocktail bastante cargadito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: